UNA AMIGA FIEL

Versión para impresiónSend by email
Posted on: 
13 Aug 2018
UNA AMIGA FIEL

“Cuidado a Domicilio”a menudo escucha historias de inmigrantes rusos que han envejecido y han vivido la guerra y la tiranía. A medida que crece su confianza en el personal de ICEJ, salen a la luz más historias.

 

En la Rusia soviética, la dura represión de Stalin significaba que cualquier expresión de fe estaba prohibida; por lo tanto, la familia de Sofía encendía las velas de Shabat en secreto. Cuando ella tenía tres años, su hermano mayor, su madre y ella huyeron para escapar de la invasión alemana de Rusia. Después de la guerra, volvieron solo para encontrar su casa tomada por otros, junto con un sorprendente descubrimiento de una pila de esqueletos cerca. A pesar de toda la muerte que les rodeaba, la madre de Sofía dio a luz a una niña llamada Faina. Poco después, el padre de Sofía murió, por lo que su madre volvió a casarse con un viudo con cuatro hijos. Él afectuosamente se ocupó por la familia, a pesar de compartir un hogar con otras familias en el frío glacial.

 

Al crecer, Faina tuvo restricciones en sus estudios debido a su identidad judía, pero logró entrenar y calificar como maestra. ¡En 1990, después del desastre nuclear de Chernobyl, Sofía y Faina finalmente llegaron a casa en Israel! Faina no pudo encontrar un trabajo de enseñanza, por lo que aceptó un trabajo en una fábrica y estaba agradecida de estar en Israel. Ella contó: "Mi padre siempre decía: 'Ve a Israel'".

 

Cuando la querida Sofía se enfermó, Corrie Van Maanen, la enfermera de Cuidado a Domicilio, la visitó todas las semanas para ayudarla durante sus dos años de enfermedad. Después de la muerte de Sofía, Faina no pudo soportar el cese de las visitas de Cuidado a Domicilio, así que Corrie continuó su amistad con ella. Corrie era una persona especial para Faina y alguien con quien podía compartir su corazón. Sobre todo, Corrie era una fiel amiga que había ayudado a cuidar a la querida hermana de Faina.

¡El servicio fiel de Cuidado a Domicilio proporciona no solo asistencia práctica, sino también una profunda amistad que muestra poderosamente el amor de Dios! Para ser parte de este gran trabajo, visite: icej.org/homecare

 

Share this: