PERSONAL DE ICEJ ATRAPADO EN BOMBARDEO MASIVO

Versión para impresiónSend by email
Posted on: 
24 Jan 2019
PERSONAL DE ICEJ ATRAPADO EN BOMBARDEO MASIVO

Era una visita de rutina a algunos de nuestros proyectos de ayuda a lo largo de la frontera de Gaza. En una brillante mañana de noviembre, la directora de AYUDA ICEJ, Nicole Yoder y yo fuimos a una gira de varias iniciativas que patrocinamos en el Negev occidental. Pero para el mediodía ya nada era habitual, puesto que quedamos atrapados en el bombardeo de cohetes más grande y más concentrado en un día, proveniente de Gaza. Durante las siguientes 24 horas, cerca de 500 cohetes y morteros golpearon a las comunidades israelíes a lo largo de la frontera. Nada podría habernos preparado mentalmente para esta embestida de proyectiles de Hamás.

 

Refugios oportunos

Ese día nos acompañaba nuestro socio Shmuel Bowman, director de Operación Lifeshield (Escudo de Vida), quien nos llevó por primera vez a un nuevo refugio antibombas portátil que acabábamos de colocar en la región. El hecho de que ICEJ haya estado proporcionando refugios antibombas en toda la zona de Gaza, más de 70 hasta la fecha, significa que los residentes tienen lugares seguros hacia donde correr cuando los cohetes comienzan a caer. Por la noche, los beneficiarios de este refugio habían llamado para agradecer su entrega oportuna y dijeron que se había puesto rápidamente en buen uso.

 

Productos dulces de un lugar difícil

Nuestra siguiente parada aún estaba tranquila. El icónico Kibbutz Yad Mordechai cuenta con algunos de los mejores productos de Israel, incluida la mejor miel. El espíritu del kibutz está muy vivo en Yad Mordechai, sin problemas insuperables. Esto quedó claro al escuchar las medidas que utilizan ahí para contrarrestar la amenaza de incendios provocados por Gaza. Nos mostraron una aplicación especialmente desarrollada llamada "Aviva", que alerta a los agentes de seguridad locales con información en tiempo real sobre las amenazas y la ubicación. La amenaza a menudo es en forma de globos incendiarios, y el equipo de seguridad del kibutz nos mostró uno de esos dispositivos que pudieron detener a tiempo. Otros no fueron interceptados, pero aun así pudieron apagar los incendios resultantes con un nuevo remolque de extinción de incendios donado por ICEJ que permite una respuesta rápida y ágil a los incendios de arbustos. ¡Los líderes del kibutz no nos pudieron agradecer lo suficiente!

 

Gadi Arkoni - el espíritu correcto

Más tarde tuvimos una reunión con Gadi Arkoni, alcalde del Consejo Regional de Eshkol. Habiendo perdido ambas piernas en un ataque con cohetes de Hamás, Gadi es una encarnación viviente del sufrimiento y la resistencia de las comunidades judías en la periferia de Gaza. Un kibutznik de cabo a rabo, nació y creció en el área, y estudió gestión agrícola, lo que significa que está 100% invertido en esta tierra. Sin embargo, no hay rastro de extremismo o amargura en Gadi. Así como los israelíes no se mudarán de sus tierras, reconoce que los habitantes de Gaza también "están aquí para quedarse". Para él, esto significa que algún día se debe alcanzar un acuerdo de coexistencia, aunque eso sigue siendo un sueño lejano mientras Hamás gobierne Gaza. No siempre fue así. Gadi recuerda que hace décadas los habitantes de Gaza ayudaban a trabajar en los campos del kibutz. Siempre con esperanza, Gadi ya tiene en mente varios proyectos cuando vuelva la normalidad.

 

Herido pero no aniquilado

El enfoque de Gadi hacia la vida es asombroso, no solo por el trauma que ha sufrido su región, sino también por su propia tragedia personal. En la última hora de la Operación Margen Protector, la guerra de cohetes de 50 días con Hamás en 2014, Gadi estaba reparando los daños en la red eléctrica de su kibbutz cuando varios morteros cayeron sobre su equipo de emergencia. Un proyectil cortó las piernas de Gadi y mató a dos amigos cercanos. Un hombre de menor temple se habría rendido ante la vida. Pero Gadi se reorientó a sí mismo y encontró un significado en el servicio público. Su primer acto fue testificar ante una comisión de la ONU en Ginebra, donde pudo explicar las verdaderas consecuencias de las tácticas terroristas de Hamás. De vuelta en el Negev, su compromiso personal con la región de Eshkol ha ayudado a impulsar un crecimiento del 14% en la población desde que asumió el cargo.

 

Sobrevivir a una guerra de desgaste

Incluso con tanta fuerza y ​​determinación, la gente de la región de Eshkol nos necesita. Gadi lamenta la tensa "no guerra" que han enfrentado desde que se lanzó la destructiva "Marcha del Retorno" en marzo de 2018. Parece que no hay un final a la vista, pero el gobierno está liberando menos fondos de emergencia. Israel enfrenta numerosas amenazas en otros lugares y no tiene una solución preparada para la guerra de desgaste emprendida desde Gaza. Esto significa que los israelíes aquí deben perseverar, y nuestro apoyo eleva sus espíritus inmensamente.

 

El bombardeo comienza

En nuestra tercera parada ese día, de pronto quedamos atrapados en la sala de operaciones del Consejo Regional de Sedot Negev, a solo tres millas de donde se estaban lanzando cohetes desde Gaza. Apenas nos habíamos sentado para una reunión informativa con el alcalde local Tamir Idan cuando el jefe de seguridad transmitió el informe de un ataque con una granada propulsada por cohete contra un autobús con soldados de las FDI en una posición popular cerca de la valla fronteriza de Gaza. Afortunadamente, el autobús estaba casi vacío, aunque un soldado resultó gravemente herido. Pero la noticia realmente nos causó un gran impacto, ya que solo unos meses antes, un grupo de nuestro personal de ICEJ se encontraba en ese mismo lugar mirando hacia Gaza.

Poco después de ese ataque, sonó la primera sirena "Alerta Roja". Tuvimos treinta segundos para llegar al refugio del sótano, que servía como Sala de Situación de la región. Bajamos los escalones con el alcalde y lo vimos tomar el control.

 

Bajo fuego

Abajo, en el sótano, vimos a todos haciendo sus tareas de emergencia. El ambiente era tenso, pero estos eran verdaderos profesionales. Sabían que otros dependían de ellos. Mientras las sirenas seguían sonando, podíamos escuchar las explosiones de mortero cercanas y el lanzamiento de los interceptores de la Cúpula de Hierro, seguidos por las lejanas explosiones de cohetes Kassam que se hacían añicos en el aire. Contamos aproximadamente una docena de alarmas desde nuestra ubicación y aproximadamente 20 lanzamientos de los interceptores. Más de 400 cohetes y morteros fueron disparados desde Gaza en aproximadamente 25 horas, el bombardeo más intenso hasta la fecha.

 

Tu ayuda es importante

Ese día, Nicole y yo experimentamos de primera mano la urgente necesidad de encontrar refugio, y nos sentimos alentados por los que ocupaban la sala de operaciones y sus palabras de agradecimiento por la ayuda de ICEJ. Hemos colocado unos 70 refugios antibombas que salvan vidas en esta volátil región, y hemos donado 17 carros extinguidores de incendios para apagar las llamas provocadas por globos incendiarios. Sin embargo, lamentablemente, Hamás continúa librando la guerra desde Gaza. Por lo tanto, aún queda mucho por hacer para asegurar esta zona fronteriza sitiada. ¡Gracias por ayudarnos mientras apoyamos al pueblo de Israel!

 

Share this: