ALLANANDO EL CAMINO A LOS NUEVOS INMIGRANTES

ICEJ impacta vidas en el Centro de Absorción Ye’elim en Beersheva

Versión para impresiónSend by email
Posted on: 
28 Jan 2020
ALLANANDO EL CAMINO A LOS NUEVOS INMIGRANTES

ICEJ impacta vidas en el Centro de Absorción Ye’elim en Beersheva

 

Para las familias judías que hacen Aliyá (inmigrantes) a Israel, aterrizar en el aeropuerto Ben Gurión y recibir sus tarjetas de identidad israelíes marca un nuevo comienzo. Allanamos el camino para estos recién llegados al ayudarlos a aprender el idioma, encontrar un empleo adecuado y comprender cómo funciona la vida diaria en Israel.

Los Olim (nuevos inmigrantes) enfrentan muchos desafíos en sus nuevas vidas, y el empleo remunerado es a veces el mayor obstáculo. Entre los muchos proyectos de integración financiados por AYUDA ICEJ, la formación y la recertificación profesionales dentro de Israel son vitales, facilitando el camino hacia la independencia económica de las familias y su exitosa integración en la Tierra.

Personal de AYUDA ICEJ AID visitó recientemente el Centro de Absorción Ye’elim en Beersheva, para conocer a inmigrantes recién llegados y bendecirlos con artículos para el hogar. Nuestro personal también habló con varios receptores recientes de asistencia vocacional de ICEJ.

Reinicio Para Un Programador

Denise, un programador de computadoras ruso, hizo Aliyá con su esposa y su hijo el año pasado. El empleo como programador en una empresa israelí requería un sistema y un lenguaje completamente nuevos. Afortunadamente, Denise tuvo la oportunidad de estudiar hebreo, inglés y sistemas de programación de computadoras a través de un programa vocacional patrocinado por ICEJ.

Hoy, equipado con fluidez en ambos idiomas y nueva certificación de Israel, Denise está listo para solicitar trabajos de programación. Está agradecido con ICEJ por la oportunidad de estudiar, por los maestros que facilitaron su camino, así como por los programas para niños que le enseñaron hebreo a su pequeño y otras habilidades esenciales. Riéndose para sí mismo, Denise dijo: "Mi pequeño puede hablar incluso mejor hebreo que yo".

Un Ingeniero Civil Construye Una Nueva Vida

También conocimos a Pablo de Venezuela que necesitaba reaprender sus habilidades de ingeniería civil en un idioma completamente diferente. Aceptado en un programa acelerado de entrenamiento vocacional y hebreo, Pablo ha trabajado duro para dominar el hebreo y aprender los términos y sistemas de ingeniería en Israel.

"Hacer Aliyá no es fácil, especialmente a mi edad de 52 años", explicó Pablo. "Pero debido a que la situación en Venezuela empeoró, nos dimos cuenta de que es mejor para nosotros vivir aquí en Israel". Nos regocijamos con él cuando compartió algunas buenas noticias: "Gracias a Dios, recibí dos ofertas de trabajo, y hoy tengo que decidir y responder a las empresas”, sonrió Pablo.

Morris Korim, Director del Centro de Absorción Ye'elim, expresó su sincera gratitud hacia la Embajada Cristiana: "Hoy trajeron regalos a nuestros Olim, pero el mayor regalo es su presencia... El mejor regalo es nuestra asociación duradera con ICEJ y amigos cristianos de todo el mundo. Agradecemos su apoyo a Aliyá y la integración de los recién llegados a Israel. Creemos que esta asociación de 25 años nos da la fuerza para continuar".

Nos regocijamos con Denise, Pablo y muchos otros que han desarraigado sus vidas con valentía para comenzar de nuevo en Israel con un nuevo idioma, cultura, tierra, gente, carrera y estilo de vida. ¡Gracias por unirse a nosotros para ayudar a las familias judías no solo a llegar a Israel, sino también a prosperar aquí!

 

Share this: