Special Reports

EL RÍO DE DIOS

Nadando en el río de Dios

La Jerusalén de Dios es una ciudad de ríos que fluyen, y me gustaría destacar tres de esos ríos en particular. Hoy, al mencionar el río de Dios, muchos pueden pensar primero en una experiencia de éxtasis con el Espíritu Santo, y creo que hay un tiempo y un lugar para tales experiencias, y Dios quiere que profundicemos en ese río. Pero también hay un río de instrucción y corrección que sale de esta ciudad. Este es el río de la Palabra de Dios, que transforma naciones, ciudades y familias. Este río le enseña cómo administrar su hogar, su familia y su negocio. Además, la Biblia es el mejor manual sobre cómo gobernar a su nación en justicia.

 

El río de la transformación

Este río que fluye desde Jerusalén ha impactado, cambiado y transformado muchas de nuestras naciones. Isaías 33:21-22 testifica que el Señor es nuestro Legislador, nuestro Juez y nuestro Rey.

Pero allí el Majestuoso, el SEÑOR, será para nosotros

Lugar de amplios ríos y arroyos (...)

Porque el SEÑOR es nuestro juez

El SEÑOR es nuestro Legislador,

El SEÑOR es nuestro Rey;

Él nos salvará.

 

A finales del Renacimiento, este último versículo transformó primero una ciudad, luego una nación entera. El reformador Juan Calvino se inspiró en la palabra de Dios para implementar varias reformas innovadoras. Mientras estudiaba este pasaje, comprendió que concentrar los poderes de Legislador, Juez y Rey, todo en uno, es una receta para el abuso. El bien no se produce cuando las tres ramas del gobierno están en manos de un solo hombre; Dios es el único que puede manejar ese poder.

Hay un río que fluye, en este momento, desde Jerusalén que quiere cambiar la forma en que vives tu vida, y tal vez Dios te llamó a Jerusalén incluso para arrepentirte. El profeta Isaías dice que llegará un día en que este río de la Palabra de Dios será tan poderoso que todas las naciones vendrán a Jerusalén para invocar el nombre del Señor. "Porque de Sión saldrá la ley, y la palabra de Jehová desde Jerusalén. Él juzgará entre las naciones, y reprenderá a mucha gente... Convertirán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en podaderas; Ninguna nación levantará espada contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra." (Isaías 2:3-4)

Este es el llamado de la ciudad de Jerusalén, un río de instrucción que sale de esta ciudad.

 

El río de la expiación

En segundo lugar, hay un río de expiación procedente de Jerusalén. El apóstol Juan nos recuerda que "si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad" (1 Juan 1:9).

 

Y el profeta Zacarías dice: "En aquel día se abrirá una fuente para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, por el pecado y la inmundicia". Hay un río de la sangre expiatoria de Jesús, como la canción, "Hay un río que fluye de las venas de Emanuel." Este río ha estado fluyendo por más de 2 mil años. Este río está ganando velocidad e impulso en todo el mundo.

La gente se está reconciliando y sus pecados están siendo expiados, ¡y muchos están entrando en una relación con Jesucristo!

 

El río corre profundo

Pero hay un tercer río, y con esto me gustaría cerrar. El profeta Ezequiel explica que había un río que salía de la parte sur del Templo. Cada 500 metros que caminaba Ezequiel, el río iba subiendo, desde sus tobillos, rodillas y luego hasta sus caderas. Mientras continuaba caminando en el río, el versículo 5 dice, "... y era un río que no podía cruzar; porque el agua era demasiado profunda, agua en la que uno debe nadar, un río que no se puede cruzar." (Ez.47:1-9)

Ahora hermanos y hermanas, así como Dios los trajo a Jerusalén, para nadar en el río de Dios, se acabó el tiempo en el que solo estaban sumergiendo sus tobillos, rodillas o caderas. ¡Es hora de nadar en el río de Dios!

¿Siente que no está alcanzando su máximo potencial en el Señor? ¿Se siente seguro y en control de su vida con la tierra bajo sus pies diciendo: "Quiero seguir siendo el dueño de mi propia vida”? El Señor le está llamando a llevarlo a otro nivel hoy, ¡y a soltar el control e ir más profundo en el río de Dios! Este río le dirá dónde vivir, cómo gastar sus finanzas y cómo vivir su vida familiar.

Dios nos invita a sumergirnos TOTALMENTE en Su río. Ezequiel continúa diciéndonos: "Y sucederá que dondequiera que pase el río, todo ser viviente que en él se mueve, vivirá. Y habrá muchísimos peces, porque estas aguas van allá, y las otras son purificadas; así vivirá todo por donde pase el río." (Ez 47:9). ¡Hay sanidad para usted en este río de Dios, hoy!

Hace dos años, aquí en esta ciudad de Dios, fui al médico para un chequeo regular, pero el médico me dijo: "Jürgen estás fatalmente enfermo, y no hay nadie aquí en Israel que pueda curarte, así que mejor sal de Israel." Mi familia y yo lloramos y sentimos que el Señor nos dijo que tuviéramos reuniones de oración en nuestro hogar. Así que enviamos un mensaje de texto a todos nuestros amigos y esa primera noche, la única persona que vino fue Steve Carpenter, y realmente no nos conocíamos muy bien en ese momento.

Steve preguntó: "Jürgen, ¿te importa si guío a tu familia a la adoración?" Comenzó a tocar y comenzó a cantar: "Hay un río que alegra la ciudad de nuestro Dios… Un río que me sana, un río que me refresca". Mientras escuchaba esta canción, comencé a llorar y ¡supe que Dios iba a sanar mi cuerpo y a usarme! ¡Hay un río que fluye aquí en Jerusalén, en la ciudad de nuestro Dios!

Si quiere entrar totalmente en el río de Dios todo, le animo a orar esto conmigo: "Dios, aún tengo control sobre mi vida, pero ahora Señor, me someto a Ti. ¡Me arrepiento de mis caminos perversos y quiero entrar plenamente en tu río refrescante y sanador! ¡Haz una nueva obra en mi vida!"

El río de Dios está fluyendo, así que, sin más vacilación, ¡le animo a que SALTE y siga nadando en el río de Dios!

LA FIESTA

Comienzos tempranos

A fines de los 70s, un pequeño grupo de cristianos que vivía en Israel sintió el llamado de Dios para celebrar la Fiesta de los Tabernáculos, y se solidarizó con el pueblo judío en anticipación del regreso del Señor. Jan Willem y Widad van der Hoeven, de los Países Bajos, y Merv y Merla Watson de Canadá, formaron el núcleo de la primera celebración en 1979 en la Iglesia de Cristo, con otras personas en Jerusalén.

 

Primicias de la Fiesta

1980 fue testigo de una celebración más grande con una sucá gigante en la Escuela Internacional Anglicana con la asistencia de 1,300 personas de 22 países. Fuimos invitados a unirnos a la Marcha en Jerusalén por primera vez. Los israelíes se alinearon en las calles y algunos gritaban: "Baruch ha'ba b'Shem Adonai" - Bendito el que viene en el Nombre del Señor.

 

Ampliando los límites

El tercer año de la Fiesta, en 1981, fue un gran paso en la fe para la Fiesta. Los líderes de ICEJ y los patrocinadores ese primer año de operación de ICEJ fueron Johann Luckhoff, Jan Willem van der Hoeven, yo mismo, -Timothy King-, Merv y Merla Watson, y Jay y Meridel Rawlings. Todos estaban promocionando la Fiesta y a ICEJ en el extranjero, y cuando regresaron, les dije: "Necesitamos unirnos en esto porque al 1 de septiembre solo tenemos 160 personas registradas. Mi nombre está en esos contratos. ¿Continuamos preparándonos para 3,000 o no?". Había mucho en juego, las comidas de la Celebración en el Desierto de Qumrán, los costos del centro de convenciones, los gastos del Equipo de Adoración, etc.

Todos nos arrodillamos y oramos juntos. Claramente, Dios respondió y confirmó que siguiéramos adelante, EN FE, en espera de 3,000 personas. Y como un estímulo para nuestra fe, Él trajo a 3,000 personas, todas en el último minuto. Cada asiento en el centro de convenciones estaba lleno.

El Primer Ministro Menachem Begin nos recibió en el auditorio, al igual que el alcalde Teddy Kolleck y Maurice Jaffee, presidente de la Gran Sinagoga y su familia. En respuesta al discurso del Primer Ministro, se pronunciaron las palabras "¡Israel, no estás solo!".

 

Hoy: un legado perdurable de bendición

Israel era y sigue siendo un lugar muy caro para producir una celebración de la Fiesta de esta magnitud. Es solo por la gracia de Dios y la generosidad de los creyentes que lo hace posible cada año. Sin embargo, la Fiesta de los Tabernáculos sigue siendo el evento turístico más grande de Israel en una base anual y aporta unos USD $20,000,000 cada año en ingresos turísticos a los israelíes. También es el evento cristiano internacional anual más antiguo del mundo. La Fiesta se celebra ahora en más de 600 lugares en todo el planeta, y cientos de miles sintonizan la celebración de Jerusalén cada año en línea. Además del evento ICEJ, varias otras organizaciones celebran la Fiesta en Jerusalén cada año. La celebración del desierto de Ein Gedi atrae no solo a los peregrinos de la fiesta, sino también a otros turistas, y se ha convertido en un gran evento festivo.

 

Avanzando en humildad

En 2012 Jürgen Bühler asumió el liderazgo de ICEJ, que durante este período enfrentó la gran decisión de trasladar la Fiesta, después de 34 años en el Centro de Convenciones, a la sede más nueva y más grande del Pais Arena en 2015.

La Fiesta continúa, y nos llena de humildad es recordar que no es nuestra. Que permanezcamos sensibles a la adoración al Señor en espíritu y en verdad en la celebración de la Fiesta de los Tabernáculos, mientras preparamos el camino para Su regreso.

EL AMOR CRISTIANO POR LA CD DE DIOS NO TIENE CADUCIDAD

La Fiesta de Tabernáculos de 2017 realmente fue una celebración histórica. Sus propósitos principales eran conmemorar la liberación de Jerusalén hace 50 años y celebrar sus futuras promesas como la Ciudad de Dios. La Fiesta de este año tuvo la asistencia física más alta en 10 años. Además, más de 500,000 espectadores sintonizaron la transmisión en vivo y millones en todo el mundo vieron la transmisión de los eventos de la Fiesta vía God TVy Visjon Norge. ICEJ también recibió amplia cobertura positiva en los medios de comunicación israelíes, lo que demuestra nuestra buena posición en la sociedad y en la conciencia nacional israelí.

 

Lo Destacado de la Fiesta

Cristianos de más de 100 países, algunos tan lejanos como las Islas del Pacífico, se unieron al pueblo judío y alabaron al Dios de Israel. En el desierto iluminado por la luna, Angus Buchan de Sudáfrica rugió "Amén" con su grito de guerrero Zulu, y condujo a los miles de asistentes a un momento íntimo de oración de arrepentimiento por incredulidad, y para pedir aumentar nuestra fe en el Dios de lo imposible.

Después de Ein Gedi -el punto más bajo de la tierra-, fuimos a Jerusalén a la Tumba del Jardín, donde 2,200 peregrinos celebraron la muerte y resurrección de su Salvador. Esa misma noche en el Pais Arena el grupo togolés de adoración entusiasmó a la audiencia con el sabor africano único de la danza y los himnos a nuestro Dios. ¡El grupo de Fiji presentó una danza junto con armoniosas voces que llevaron a miles a la sala del trono del Cielo para adorar al Rey de reyes!

Hombres y mujeres de Dios hablaron del corazón de Dios para Jerusalén, Israel y las naciones. La conferencia terminó en el corazón de Jerusalén, en la Torre de David, dentro de las murallas de la Ciudad Vieja, con un tiempo poderoso de oración y adoración a Yeshua.

 

Honrando a los héroes de Israel

En la Noche Israelí, tras el colorido caos de la Marcha en Jerusalén, donde ICEJ reunió al contingente cristiano con una asistencia sin precedentes, tanto judíos como gentiles honraron con alegría a algunos héroes de Israel: un grupo de paracaidistas israelíes que participaron en la liberación de Jerusalén en 1967, devolviendo la soberanía judía al Muro Occidental.

 

Verdades perdurables: amistades duraderas

La cadena ininterrumpida de 38 Fiestas anuales de los Tabernáculos de ICEJ atestigua el perdurable apoyo de los cristianos y su amor por el pueblo judío. Este apoyo no es condicional, sino que se basa en la palabra inmutable de Dios y no tiene fecha de vencimiento. Esta es la razón por la cual el cantante judío, Shuli Natán, vino a cantar la clásica canción "Jerusalén de Oro" de 1967; esta es la razón por la cual los cristianos se ponen de pie cuando escuchan HaTikva; y es por eso que el próximo año ICEJ celebrará en Jerusalén el año 70 desde la fundación del moderno Estado de Israel con el lema "Atrévete a soñar". ¡Esperamos verle el próximo año aquí en Jerusalén!

La Reforma e Israel

Este 31 de octubre se cumplen 500 años del comienzo de la Reforma, que se remonta a la mañana de otoño de 1517, cuando se dice que Martín Lutero clavó sus "95 Tesis" en las puertas de la Iglesia de Todos los Santos en Wittenberg, Alemania. El movimiento evangélico de hoy difícilmente podría ser imaginado sin los cambios forjados por Lutero, Juan Calvino, Juan Wesley y muchos otros grandes reformadores, quienes redescubrieron antiguas verdades de las Escrituras y por lo tanto ayudaron a revivir el cristianismo auténtico.

Desde entonces, la Iglesia ha continuado redescubriendo las verdades bíblicas y experimentando la reforma. Por ejemplo, hemos vuelto a nuestro llamado fundacional de las misiones mundiales contenidas en la Gran Comisión. Hubo un tiempo en que la mayoría de las iglesias no tenían una visión para los perdidos, ni localmente ni en tierras lejanas en el mundo. Pero gracias a los hermanos de Moravia y más tarde a los misioneros como Hudson Taylor y William Carey, casi todas las iglesias evangélicas de hoy tienen un presupuesto de misiones y otros programas que buscan llegar a los que no son salvos, tanto cercanos como los que están lejos.

Sin embargo, queda una pieza importante de asuntos pendientes de la Reforma, y ​​es que la Iglesia aún carece de un reconocimiento y una aceptación universal en cuanto al papel perdurable del pueblo Judío en los planes redentores de Dios para el mundo. De hecho, Lutero abrió el camino para este cambio tan necesario restaurando la Biblia a los creyentes ordinarios en sus lenguas nativas, pero también perpetuó el antisemitismo Cristiano tradicional al final de su vida, obstaculizando las posibilidades de que este gran despertar se arraigara sobre Israel.

 

La Reforma de Israel

De todos los cambios realizados por Martín Lutero, su impacto más grande y duradero en la Iglesia fue su traducción de la Biblia del latín a la lengua alemana común. Esto permitió a los Cristianos comunes leer e interpretar la Palabra de Dios nuevamente. Anteriormente, incluso se consideraba un sacrilegio para los laicos sin educación leer el Libro Sagrado. Solo los sacerdotes y los sabios podían leerlo, y con frecuencia torcían sus verdades para adaptarlas a sus propósitos. Pero la disponibilidad generalizada de la Biblia pronto transformaría las sociedades en todo el mundo, a medida que se redescubrieran más verdades bíblicas y nacieran nuevos movimientos eclesiales evangélicos.

Cuando los cristianos comunes estudiaron la Biblia, descubrieron que una de las grandes verdades de la Escritura, que se les había ocultado, era el pacto irrevocable de Dios con Israel. Con pocas excepciones, la mayoría de las iglesias a lo largo de la historia tuvieron poca comprensión o aprecio por el llamado divino sobre Israel y el pueblo Judío. De hecho, enseñaron que Dios había abandonado a los Judíos e incluso los había maldecido a vagar sin fin. Insistieron en que la Iglesia había reemplazado a Israel como el agente redentor de Dios en el mundo, y por lo tanto no había un destino nacional para el pueblo Judío en su antigua patria. Durante siglos, esta fue la opinión predominante en la mayoría de las iglesias establecidas de Europa. Cualquier perspectiva contraria fue brutalmente silenciada. En 1589, uno de los primeros clérigos en escribir abiertamente sobre la restauración prometida de Israel, Francis Kett, fue quemado en la hoguera por sus creencias "heréticas".

Sin embargo, hoy estamos en medio de una poderosa ola de reforma en la Iglesia, y tiene que ver con Israel. La Iglesia primitiva entendió los propósitos perdurables de Dios para Israel y nuestra conexión espiritual con el pueblo Judío, y esta comprensión se está restaurando hoy en día en la corriente principal del Cristianismo. Creo que en las próximas décadas difícilmente habrá una iglesia que no tenga alguna conexión con Israel, y la financiación de un presupuesto para 'bendecir a Israel' será tan natural como tener un presupuesto para misiones.

Este cambio importante está teniendo lugar porque los cristianos ahora están conscientes de que Dios ha cambiado drásticamente su acercamiento hacia Israel. La nación Judía restaurada atestigua este cambio de paradigma, exactamente como el profeta Zacarías predijo: "Como pensé  hacerles mal cuando sus padres me provocaron a ira”, dice el Señor de los Ejércitos, “y no me arrepentí, así al contrario he pensado hacer bien a Jerusalén y a la casa de Judá en estos días….” (Zacarías 8:14-15)

En otras palabras, Dios cambia a distintos engranajes o fases en Su trato con Su pueblo elegido. Durante los últimos 100 años, Dios cambió la marcha atrás hacia un avance rápido. En lugar de dispersar a Israel, Él los está restaurando tal como lo predijeron los profetas. Nadie puede pasar por alto esta alineación increíble de la profecía bíblica y los eventos de hoy en el Medio Oriente.

Esto significa que la enseñanza de la teología del Reemplazo (a menudo enmascarada en estos días como Teología del Cumplimiento) está manifestando su error con las realidades sobre la tierra. El renacimiento del estado de Israel es un hecho profético cumplido que demuestra plenamente que el Señor es un Dios cumplidor del pacto. Y la Iglesia tiene que aceptar esta nueva realidad. Durante 1900 años, nadie preguntó: "¿Cómo nos ocupamos de la restauración de los Judíos en su antigua patria?" Pero hoy debemos enfrentarnos a esta pregunta. Esto no tiene paralelo en la historia de la Iglesia, ya que ninguna generación previa de creyentes gentiles tuvo que lidiar con ello. Esto significa que los próximos años de continua restauración Judía, tanto física como espiritual, seguramente serán unos de los momentos más emocionantes en la historia de la Iglesia.

 

De regreso a nuestras raíces

La buena noticia es que no tenemos que inventar una nueva teología. La mayor parte del Nuevo Testamento se escribió en un momento en que todavía había una entidad política Judía en la Tierra de Israel. Por lo tanto, si miramos cómo los Apóstoles enseñaron a las iglesias gentiles sobre su relación con el pueblo Judío, encontraremos que las Escrituras son bastante claras sobre cómo la Iglesia debería relacionarse hoy con Israel.

 

1. Recuerde su pasado pagano

El Apóstol Pablo primero les recordó a los creyentes gentiles en Éfeso y Roma acerca de sus orígenes paganos en los que vivían sin esperanza. Hoy, después de 2000 años de Cristianismo expandiéndose aun a las partes más remotas de la tierra, suena extraño vernos como paganos. Pero Pablo tuvo que recordar a la iglesia en Roma que, no siendo Judíos, eran como la rama de un olivo silvestre. Tales olivos silvestres producen fruto no comestible y, por lo tanto, son poco más que un arbusto inútil.

A la iglesia en Éfeso, Pablo apeló: "Acuérdense que en otro tiempo eran gentiles en la carne ... que en ese tiempo estaban sin Cristo, siendo extranjeros de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo"(Efesios 2:11-12)

Pablo también les recuerda a ambas iglesias que solo después de poner su fe en un Mesías Judío, podrían ser reconciliados con Dios y formar parte de Su pueblo. Solo el libro de los Judíos, la Biblia, nos dio la esperanza de conocer a un Dios amoroso.

Esto significa que cada iglesia gentil debe ser humilde y consciente de su propio pasado.

 

2. Reconozca las raíces Hebreas de su fe

Pablo declara a la iglesia en Roma: "No te jactes contra las ramas. Pero si te jactas, recuerda que tu no sustentas a la raíz, sino la raíz a ti" (Romanos 11:18)

Eso significa que los Cristianos Gentiles no deberían rechazar o ridiculizar los orígenes Judíos de su fe, sino nutrirlos como uno alimentaría las raíces de un árbol. Adam Clark lo dice bellamente: a través del pueblo Judío "todas las bendiciones y excelencias que disfrutas te han sido comunicadas". O, como Jesús mismo declara, "¡la salvación viene de los Judíos!" (Juan 4:22)

Esto significa que cada iglesia del Nuevo Testamento necesita reconocer el papel de Israel como una fuente de "bendición para todas las familias de la tierra" y respetar las raíces Judías de nuestra fe.

 

3. Aprecie el llamado irrevocable sobre Israel

Las epístolas del Nuevo Testamento enfatizan fuertemente el llamado eterno a Israel. Aunque el pueblo Judío no reconociera a Jesús como su Mesías e incluso fuera "enemigo del Evangelio", aún así Pablo los llama "amados por causa de los padres" (Romanos 11:28).

Eso significa que si Dios todavía ama a Israel como es, la Iglesia debería amarla de la misma manera. Pablo contradice abiertamente a todos los teólogos del Reemplazo de hoy: "¿Acaso su incredulidad [de los Judíos] hará que la fidelidad de Dios no tenga efecto? ¡Ciertamente no! de hecho, que Dios sea veraz, y todo hombre mentiroso" (Romanos 3:3-4).

Entonces, incluso si son infieles, Dios aún es fiel a Sus pactos, ya que Él no puede negarse a sí mismo. Cualquier otra cosa sería una mentira.

Esto significa que cada iglesia del Nuevo Testamento necesita defender y proclamar el llamado perdurable sobre Israel.

 

4. Reconozca su deuda espiritual con Israel

Pablo dejó en claro a los creyentes gentiles que el pueblo Judío ya nos proporcionó todo lo necesario para nuestra relación con Dios. La Biblia es un libro Judío, servimos a un Mesías Judío y fueron los apóstoles Judíos quienes difundieron el Evangelio al mundo gentil. Pablo entonces declara que los creyentes gentiles son deudores de Israel.

"Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén. Pues les pareció bueno, y son deudores a ellos; porque si los gentiles han sido hechos participantes de sus bienes espirituales, deben también ellos ministrarles de los materiales” (Romanos 15:26-27).

Esto significa que cada iglesia del Nuevo Testamento necesita ser muy intencional en la forma en que devolvemos las bendiciones recibidas a través del pueblo Judío.

 

5. Espere la restauración de Israel

En el Nuevo Testamento, los Apóstoles no solo afirman el llamado perdurable sobre Israel, sino que alientan fuertemente la esperanza de la restauración de Israel. Esto se demuestra en la última pregunta que le hicieron a Jesús antes de su ascensión: "Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?" (Hechos 1:6)

Pablo también transmite esta esperanza a la iglesia en Roma: "Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos?" (Romanos 11:15). En otras palabras, él sostiene que un gran llamado y bendición sigue aun vigente para Israel.

Esto significa que cada iglesia debe abrazar una teología de la esperanza con respecto a Israel y apoyar su restauración completa.

 

¡Conéctese con Israel!

Así como la visión de las misiones mundiales fue renovada dentro de la Iglesia, tiene que haber una reforma que reconecte a la Iglesia con sus raíces Judías. En los tiempos venideros, una iglesia sana ya no puede darse el lujo de ignorar a Israel. Esto debe enseñarse desde cada púlpito y convertirse en una parte integral de la actividad, las oraciones y las ofrendas de cada iglesia. Vemos que esto sucede en todo el mundo. Únase a pastores y creyentes de todo el mundo en este emocionante e histórico viaje. ¡Es hora de completar la Reforma inconclusa!

HASTA LOS CONFINES DE LA TIERRA

En mayo pasado me sentí un poco fuera de lugar. Jerusalén estaba a punto de celebrar el 50 aniversario de la reunificación de la ciudad, pero yo iba camino a Fiji. Viajaba a islas que, literalmente, son los extremos de la tierra. Si se empuja una aguja desde Jerusalén a través del centro de un globo terráqueo, la aguja emergerá en el otro lado del planeta, en algún lugar en el Océano Pacífico - 27°55S / 143°26W para ser exactos. El punto más cercano de la civilización son las islas de Polinesia Francesa. No lejos de allí, en la extensión de agua interminable, estaba el lugar al que me dirigía: Suva, la capital de Fiji.

 

Conexión profética

Fiji es la cadena de islas más grande del Pacífico Sur. No es posible viajar más lejos desde Jerusalén que a estos archipiélagos. Desde el punto de vista de Israel, es el fin del mundo. Lamenté mi planificación de fechas de viaje y pensé que me había perdido la oportunidad de estar en Jerusalén para su Jubileo - por lo menos durante los próximos 50 años. Sin embargo, mientras estaba sentado en el avión, comencé a darme cuenta de que estar en los confines de la tierra era al menos el segundo mejor lugar para el Jubileo de Jerusalén. Y no me refiero a sus hermosos balnearios. Estas islas son especiales por su conexión profética única con Jerusalén. Tuve mucho tiempo para reflexionar sobre esto - unas 28 horas de viaje, la conexión más rápida que pude encontrar.

Abrí mi Biblia a Lucas 21 para leer el discurso de Jesús en los tiempos finales:

 

"Pero cuando vean a Jerusalén rodeada de ejércitos, sepan que su desolación se ha acercado. Entonces los que están en Judea huyan a los montes, dejen que los que están en medio de ella se vayan, y no entren los que están en el campo. Porque estos son días de venganza, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. Pero ¡ay de las que están embarazadas y de las que están amamantando a los bebés en aquellos días! Porque habrá gran angustia en la tierra e ira sobre este pueblo. Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones. Y Jerusalén será pisoteada por los gentiles hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles." (Lucas 21: 20-24)

 

Jerusalén Rodeada

Jesús previó el sitio de Jerusalén por el ejército romano, y su destrucción a través del general Vespasiano y su hijo Tito. El mandato de Jesús de escapar de una Jerusalén cercada parece casi fuera de lugar. Si una ciudad es sitiada por los ejércitos, entonces se deduce que nadie puede entrar o salir de la ciudad. Sin embargo, el historiador Flavio Josefo informa que esto es exactamente lo que sucedió. En su asalto final para aplastar la rebelión judía, Vespasiano sitió la capital judía, Jerusalén. Durante el asedio un mensajero llegó de Roma requiriendo el regreso inmediato de Vespasiano a Roma. César había muerto, y la presencia del general era necesaria. Vespasiano pasó el mando del ejército a su hijo Tito y le dijo que esperara más instrucciones.

 

Después de esto, hubo un período de incertidumbre de varias semanas. Flavio ​​informa que, tras la partida de Vespasiano, Tito aflojó un poco el sitio y permitió viajes limitados dentro y fuera de Jerusalén.

 

El escape estrecho

 

Durante este período, los discípulos y los primeros creyentes recordaron las palabras de Jesús y escaparon de Jerusalén en esta corta ventana de tiempo. Muchos miembros de la iglesia de Jerusalén escaparon a Pella, una ciudad al este del río Jordán. Unas semanas después de su partida, Vespasiano envió un mensajero a Tito diciendo: "Me he convertido en el nuevo César. ¡Ahora acaben con Jerusalén!" El hijo siguió las órdenes de su padre y destruyó Jerusalén y su Templo. Josefo lo describe como uno de los capítulos más oscuros de la historia de Jerusalén. Se estima que dos tercios de la población total de Jerusalén e Israel fueron masacrados por los romanos. Según los informes históricos, innumerables cruces fueron erigidas a lo largo de los principales caminos de Israel.

Jesús la describió como "una gran angustia sobre la tierra e ira contra este pueblo". La población sería exiliada y esparcida por todo el mundo, y Jerusalén y su tierra serían un lugar de desolación ocupado por los gentiles.

 

Cuando visité el Coliseo en Roma hace algunos años tuve una revelación sobre otro ejemplo que representaba la brutalidad de esa época. "El Coliseo -explicó nuestro guía- fue erigido por 3,000 esclavos que Tito deportó de Jerusalén". Y hasta hoy, el Arco de Tito en Roma nos recuerda la dispersión tan lejana infligida a los judíos hace casi 2,000 años.

 

Gobiernos gentiles

Desde entonces, Jerusalén e Israel han sido gobernados por potencias extranjeras. Primero fue Roma, luego vino el Imperio Bizantino, que fue reemplazado por los conquistadores musulmanes árabes en el siglo VII. El régimen musulmán fue interrumpido por 100 años de gobierno de los Cruzados. Los siguientes gobernantes fueron los mamelucos musulmanes, y luego el Imperio Otomano que duró hasta 1917. Desde 1917 hasta 1948, la ocupación final fue bajo el Imperio Británico. Para resumirlo todo, la ciudad de Jerusalén estuvo bajo el gobierno de los gentiles durante casi 2,000 años. Jesús dijo: "Jerusalén será pisoteada por los gentiles". Él también llamó el período "los tiempos de los gentiles". Esto no sólo describiría el estatus de Jerusalén, sino que también significaría un nuevo enfoque de la obra de Dios entre los gentiles.

 

Restaurando el reino

Cuando Jesús estaba a punto de ascender al cielo, reunió a sus discípulos en el Monte de los Olivos. Los discípulos deben haber sentido que esta podría ser su última oportunidad para hacer una pregunta a Jesús. Leemos sobre esto en Hechos:

 

"Entonces, habiéndose reunido, le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás ahora el reino a Israel?" Y les dijo: "No es para vosotros conocer tiempos o estaciones que el Padre Ha puesto en Su propia autoridad. Pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo haya venido sobre vosotros; Y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta el fin de la tierra". (Hechos 1:6-8).

 

Después de estar con Jesús por tres años y escuchar sus enseñanzas sobre el reino durante casi cuarenta días, la gran pregunta de los discípulos fue: "Señor, ¿restaurarás el reino a Israel?". Su pregunta no era si Dios todavía tenía una Plan para la restauración de Israel, sino que se centró en el momento de la restauración. Esto indica que Jesús claramente les enseñó acerca de un tiempo de restauración para Israel, pero el momento era el factor que no estaban claro.

 

En su respuesta, Jesús no corrigió sus expectativas. Más bien, reajustó su enfoque a una nueva área en la cual Dios ahora trabajaría en las naciones. "No es para vosotros saber tiempos ni estaciones" ... "Me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, Samaria y hasta los confines de la tierra". Jesús sabía acerca de la desolación que vendría a Jerusalén, así que reenfocó su tarea con respecto a los inminentes "tiempos de los gentiles". El objetivo final era que "... la tierra se llenará del conocimiento de la gloria del Señor, como las aguas cubren el mar" (Habacuc 2:14). En las palabras de Jesús, "Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo como un testimonio para todas las naciones, y entonces vendrá el fin" (Mateo 24:14).

 

Esto significa que para Jesús, la restauración de Israel y de Jerusalén estaba directamente relacionada con el cumplimiento de la gran comisión de difundir el evangelio hasta los confines de la tierra. Me sorprendió cuando me enteré de que en 1867 el primer misionero de Fiji, Thomas Baker, fue martirizado junto con ocho indígenas melanesios, que fueron los primeros discípulos en esta isla en el extremo de la tierra. Hoy casi la mitad de la población melanesia del Pacífico confiesa a la fe evangélica.

 

Nuevos avances, nueva emoción

También en 1867, otro acontecimiento ocurrió exactamente al otro lado del planeta. En Jerusalén, el joven oficial británico sir Charles Warren excavó un pozo y descubrió tras casi 2,000 año, una sección de la antigua Ciudad de David. Esto desencadenó un nuevo campo de investigación llamado arqueología bíblica. La noticia del descubrimiento de la ciudad de David despertó un nuevo interés en Eretz Israel entre la comunidad judía en Rusia, que allanó el camino para la primera ola de Aliyá de vuelta a Israel sólo unos años más tarde. Entre 1882 y 1903, los primeros en instalarse en Palestina fueron 25,000 judíos rusos.

Haciendo la conexión

 

Al leer todo esto comprendí la conexión profética entre Jerusalén y los confines de la tierra. Para mí, cuando los mártires murieron en Fiji en 1867, pudo haber sido un resonar en el cielo, declarando: "El evangelio del Reino de Cristo ha sido proclamado como un testimonio en los confines de la tierra" Testimonio se traduce de la palabra griega "martyrion". Este martirio parecía liberar un decreto inmediato en el cielo para volver el enfoque divino de nuevo a Jerusalén y al pueblo judío. El despliegue de una nueva temporada y el tiempo de la restauración de todas las cosas había comenzado. Dado que estos importantes acontecimientos tuvieron lugar, la Iglesia en las naciones ha crecido exponencialmente en todo el mundo con grandes efluvios del Espíritu de Dios. El profeta Joel previó estas cosas, y en paralelo, la restauración de Israel tomó un curso imparable.

Al aterrizar en Fiji entendí que no era una coincidencia que en el Jubileo de Jerusalén celebráramos nuestra primera conferencia de Oceanía en Fiji con unas 10 naciones del Pacífico representadas. El evangelio que llega hasta los confines de la tierra es una señal del fin de los tiempos tan fuerte como la Jerusalén unida.

 

El fin del dominio gentil

En el período posterior a 1867, el general Allenby liberó Jerusalén de la opresión musulmana en 1917, el Estado de Israel nació en 1948, y Jerusalén se reunificó en 1967. Durante ese tiempo las iglesias crecieron en todo el mundo con grandes avivamientos. Estos avivamientos no sólo se producían en Asia, África o América Latina, sino incluso en lugares inesperados como Irán y otras naciones musulmanas.

En la Fiesta de Tabernáculos de este año una multitud récord de isleños del Pacífico vendrá a Jerusalén para celebrar el jubileo de Jerusalén. ¡Verdaderamente estos son tiempos emocionantes!

 

Esto tiene consecuencias para todos nosotros:

1.. ¡Estos son tiempos históricos para estar vivo! En estos últimos días de restauración, el cielo nos llama a dedicar nuestra vida a los propósitos de Dios. Ya sea que trabajemos en las naciones o en Israel, nuestra generación tiene el privilegio de escribir la historia de la salvación como ninguna otra generación. Es un tiempo para dejar de ser tibio, y más bien redirigir nuestras vidas a los propósitos de Dios en el área a la que Él nos ha llamado. Diga: "Señor, estos son tiempos históricos para estar vivo, así que por favor, ¡úsame en estos tiempos emocionantes! Aquí estoy, ¡envíame!"

 

2. Las áreas principales de la obra de Dios permanecen en las naciones y cada vez más en Israel. Dios está acercando estas dos áreas, por lo tanto, nuestra visión debe ser para ambos. Si su vocación es hacia Israel, entonces no ignore las naciones. Estos son los tiempos más dinámicos para la iglesia, y si usted es llamado a las naciones, entonces no puede ignorar a Israel por más tiempo. El enfoque de Dios está cambiando de nuevo hacia el pueblo judío, por lo que debemos hacer lo mismo.

 

3. Piense en lo que puede hacer para involucrarse tanto con Israel como con las naciones. Tal vez usted está llamado a orar, enseñar, administrar, ayudar con las finanzas o ser un embajador en su lugar de trabajo. Sea lo que sea, hágalo de todo corazón para Dios.

 

4. Ore por Jerusalén, porque es un mandamiento bíblico. En este año de Jubileo, ore para que Dios restituya a Jerusalén lo que le pertenece (Lev. 25:8ss), tanto en el ámbito físico como espiritual.

ICEJ-Noruega confronta apoyo financiero al terrorismo

Ampliamente sabido, pero raramente publicado, es el hecho de que cantidades significativas de las donaciones a la Autoridad Palestina son desviadas y utilizadas para apoyar a terroristas y sus familias. Además, sus ataques terroristas se celebran en los territorios palestinos, un hecho que a menudo es rechazado por los medios occidentales. Sin embargo, un escándalo estalló recientemente cuando se reveló que un nuevo centro de mujeres en Judea y Samaria (Cisjordania), patrocinado en parte por el gobierno noruego, fue nombrado en honor de una mujer terrorista responsable de la muerte de 37 civiles, incluidos niños, cerca de Tel Aviv en 1978. La oficina de ICEJ en Noruega fue la primera en reaccionar y divulgar esta información al público, y también en acercarse al Ministerio de Asuntos Exteriores (MAE) noruego y a varios miembros del parlamento para su comentario.

Poco después, por la tarde, el MAE publicó una declaración histórica, calificando la glorificación de los ataques terroristas de "completamente inaceptable", y condenó la idea de nombrar un centro cultural en honor de un terrorista, y exigió la devolución de los fondos noruegos aportados al centro. El Centro de Asuntos Públicos de Jerusalén confirma que la Autoridad Palestina utiliza 300 millones de dólares anuales para recompensar a los terroristas encarcelados y liberados, y a las familias de terroristas fallecidos (jcpa.org).

Histórica Celebración del Día de Jerusalén en República Checa

Por primera vez en la historia checa, los líderes de las comunidades cristiana y judía celebraron el Día de Jerusalén juntos en la famosa catedral de San Vito en el Castillo de Praga, el símbolo de 600 años de la condición de Estado checa. El evento fue organizado por ICEJ República Checa en cooperación con otras organizaciones cristianas y judías.

Varios cientos de personas, incluyendo miembros del Parlamento y embajadores, participaron en la celebración de nuestra herencia espiritual común. Nir Barkat, alcalde de Jerusalén, saludó a la asamblea en un video mensaje, destacando las buenas relaciones entre ambos países. El embajador israelí Daniel Meron mencionó muchas conexiones entre Praga y Jerusalén, y señaló que hace 50 años la reunificación de Jerusalén abrió la ciudad santa a todos. Milos Zeman, el presidente checo, también envió sus saludos al evento.

El vicepresidente del Parlamento checo, Jan Bartosek, anunció hoy el éxito de una resolución que pide al Gobierno checo que promueva "el respeto a Jerusalén como capital de Israel". La moción representa el reconocimiento oficial de Jerusalén como la capital de Israel por parte de la República Checa. También criticó duramente la reciente resolución de la UNESCO, "que niega explícitamente la soberanía israelí sobre su propia ciudad capital de Jerusalén".

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, agradeció públicamente a la República Checa en un evento en la Colina de las Municiones en Jerusalén, y agregó: "Los checos nos dieron una vez rifles checos, este fue el comienzo de la lucha. Ahora el parlamento en Praga pidió a su gobierno que respete el estatus de Jerusalén como la capital de Israel ... Esta es la decisión correcta, digna y valiente que otros deben copiar".

El Rabino Bowman en Alemania

En mayo, ICEJ Alemania organizó una gira de oratoria en la que el rabino judío ortodoxo Shmuel Bowman, visitó cinco iglesias alemanas e impartió un seminario teológico. "El hecho de que un rabino ortodoxo esté listo para hablar desde el púlpito de las iglesias alemanas, 70 años después del Holocausto, es sin precedentes y un gran honor para nosotros", dijo Gottfried Bühler, Director Nacional del ICEJ Alemania. El Rabino Bowman habló sobre su trabajo de establecer refugios anti-bombas que salvan vidas en comunidades judías y árabes en peligro en todo Israel. "Cuando establecemos refugios anti-bombas patrocinados por los judíos y diseñados por los cristianos en las comunidades árabes musulmanas, entonces podemos decir con razón que el Mesías está en camino", dijo Bowman.  

 

Combatiendo el antisemitismo con la cultura

A fines de abril 36 adolescentes alemanes de cuatro escuelas diferentes participaron en un viaje educativo de cuatro días a Praga y Theresienstadt en la República Checa. El viaje fue organizado por las oficinas de ICEJ Alemania y  República Checa.

Recorriendo el campo de concentración de Theresienstadt, los estudiantes se reunieron con Judith Rosenzweig del Hogar en Haifa para Sobrevivientes del Holocausto auspiciado por ICEJ, y con Evelina Merova de la República Checa. Judith y Evelina sobrevivieron los horrores de Theresienstadt y Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial, y sus historias personales impactaron profundamente a los jóvenes.

En Praga, los estudiantes participaron en una "Marcha de Buena Voluntad" contra el antisemitismo, junto a cientos de cristianos y judíos. La marcha terminó con una manifestación en el Jardín Wallenstein, donde se unieron el ministro de Cultura, Daniel Herman, y el vicepresidente del Senado, Jaroslav Kubera, así como el embajador israelí Daniel Meron.

Desde Jerusalén hasta los extremos de la Tierra

En junio la minúscula nación isleña de Fiji fue sede de la Conferencia ICEJ Oceanía. El evento culminó con una marcha en la que participaron representantes de ICEJ de la región de Oceanía, así como de Jerusalén, que salieron a las calles de Suva (capital de Fiji) en solidaridad con el Estado judío, mostrando su amor por Israel.

El Dr. Jürgen Bühler, Presidente de ICEJ, y Jani Salokangas, Director de ICEJ Arise, vinieron desde Jerusalén para despertar nuestro amor por Israel. Ellos nos recordaron nuestra responsabilidad hacia Israel y a Jerusalén como lo ordenan las Escrituras. Dios requiere que oremos por la paz de Jerusalén (Salmo 122) y que bendigamos al pueblo de Israel en todos los sentidos.

Antes de ser llevado al cielo, Jesús prometió: "Pero cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes, serán llenos de poder y me serán testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria y hasta lo último de la tierra". Esas palabras, 'lo último de la tierra', son por las que Fiji y las islas de Oceanía son significativas para Israel.

Nuestros amigos de Jerusalén nos contaron lo importante que era para ellos viajar desde Jerusalén a Fiji, desde la tierra de Israel hasta estas islas del Pacífico, el hito más distante de la tierra. ¿Qué dice Dios acerca de 'lo último de la tierra'? En Job 28:24 leemos: "Él mira hasta los fines de la tierra". Ciertamente, fue Dios quien ordenó a nuestros antepasados ​​que viajaran por el Océano Pacífico. Mientras eran grandes viajeros y usaban las estrellas para guiar su camino, estoy de acuerdo con el Dr. Bühler en que debió haber sido el Espíritu del Señor quien los dirigió a esta tierra, sabiendo lo profético que sería en el cumplimiento de Su Palabra.

En Oceanía, ICEJ está representado en Australia, Fiji, Nueva Zelanda y Papúa Nueva Guinea. La Conferencia ICEJ Oceanía vio el lanzamiento de la labor de ICEJ en Islas Cook, Kiribati, Tonga y Samoa, con la esperanza de que estos hombres y mujeres del reino se apoderen de la visión de ICEJ y zarpen en sus respectivas naciones insulares.

Donde quiera que estés, en el Pacífico o en cualquier otro lugar del mundo, si eres como yo y estás con Israel y los propósitos de Dios para Israel, entonces conéctate con tu oficina ICEJ más cercana. Tal vez estás pensando en ir a Jerusalén este octubre para la Fiesta de los Tabernáculos - ¡por favor, ve! No tengo ninguna duda de que la Gloria de Dios se manifestará en todo su poder y esplendor sobre la Tierra Santa y sobre todo corazón que está con Israel.

 

Share this: